There were 477 press releases posted in the last 24 hours and 206,871 in the last 365 days.

La industria automotriz está logrando que conducir un coche sea más sustentable.

La industria automotriz está logrando que conducir un coche sea más sustentable. ¿Pero puede hacer lo mismo para la forma en que se trasladan sus piezas?

COLOGNE, NORTH RHINE-WESTPHALIA, GERMANY, June 13, 2021 /EINPresswire.com/ -- Mientras la industria se está moviendo a producir vehículos eléctricos más eficientes y sustentables, aún queda mucho por hacer en cuanto a la reducción de los desperdicios en la cadena de suministro del sector automotriz.
Pasar a usar contenedores reutilizables dentro de un sistema de “pooling” la hará más sustentable y eficiente con menos riesgos y menos desperdicios.

Los clientes, inversionistas y legisladores exigen cada vez más que las empresas automotrices respondan ante el apremiante desafío del cambio climático global.

Se estima que el 75 % de las emisiones de CO2 generadas por la industria automotriz procede del funcionamiento del vehículo a lo largo de su vida útil. Un 18 % lo hace de la cadena de suministro1 y, como los vehículos eléctricos (VE) reducen enormemente el impacto medioambiental de la conducción, el impacto de los desperdicios de la cadena de suministro aumentará de forma proporcional salvo que se lleve a cabo un cambio significativo
.
El empaque puede pasarse por alto como una de las fuentes principales de desperdicios en la producción de automóviles. No obstante, un vehículo promedio contiene más de 20,000 piezas que, a su vez, proceden de miles de diferentes proveedores de diversos lugares del mundo, lo que hace que la cantidad de empaques creados sea inmensa.
Los contenedores de cartón de un solo uso pueden describirse como «reciclables», pero en la práctica, se trata de un proceso muy ineficiente, además de requerir una gran inversión de tiempo, dinero y espacio para manejar este tipo de empaques.

Los empaques de un solo uso crean desperdicios también de otras formas. Son relativamente frágiles, así que existe más riesgo de que se dañe el producto, en especial, en los componentes de un valor superior y más vulnerables de los VE, tales como las baterías. Como las cajas no se pueden apilar a mucha altura, los camiones a menudo se infrautilizan y, por tanto, terminan moviendo aire, lo que genera emisiones y costos que dañan a las empresas tanto como al medio ambiente. Asimismo, la inadecuación de las cajas de cartón para las líneas automatizadas implica que se requiera un mayor trabajo manual y, por tanto, aumenten los gastos y el riesgo de daños, devoluciones y desperdicios.

Cambiar a contenedores reutilizables por sistema de “pooling” no solo resulta más respetuoso con el medio ambiente sino también para su bolsillo. Los verdaderos beneficios de sustentabilidad para toda la industria automotriz surgen al cambiar a una mentalidad más circular y colaborativa que comparta y reutilice los recursos siempre que pueda.

El informe de Capgemini de 2020 sobre sustentabilidad en la industria automotriz2 identificó dos áreas claves para reducir el impacto medioambiental. La primera era el cambio a vehículos eléctricos, que hemos visto que afecta a prácticamente todos los fabricantes de equipos originales (OEM por sus siglas en inglés). La segunda era incorporar prácticas de economía circular por toda la cadena de valor, lo que ha tenido mucha menos demanda hasta ahora.
CHEP es líder en soluciones de “pooling” para las cadenas de suministro. Sus clientes de la industria automotriz se han unido a su red de contenedores reutilizables globales, lo que les hace más circulares y sustentables.

No tienen que perder el tiempo ni sus recursos en gestionar, almacenar ni desechar los empaques de un solo uso o en manejar su propio “pool” de contenedores menos eficiente. Los contenedores reutilizables con los que cuenta CHEP se diseñan para ser más resistentes que el cartón y mucho más aptos para moverse por líneas de producción automatizadas. Asimismo, el suministro de los contenedores que los clientes necesiten siempre está garantizado independientemente de las fluctuaciones de la demanda, lo que reduce el espacio de almacenamiento desperdiciado y el riesgo de quedarse sin existencias.

La envergadura de la red de CHEP también implica menos pérdidas para todos, ya que, debido a su alcance, los camiones de recolección y devolución llegan más rápido a su destino y conducen distancias más cortas. La visibilidad integral de la cadena de suministro de CHEP supone que encuentren oportunidades de colaboración con el transporte que de otra forma no encontrarían.

BIG
BIG
email us here