There were 441 press releases posted in the last 24 hours and 251,548 in the last 365 days.

AG Ferguson presenta una demanda de derechos civiles contra el productor de hongos Ostrom por discriminar a los trabajadores agrícolas locales y mujeres

Ostrom despidió al 79 por ciento de sus cosechadores de hongos de Washington, en su mayoría mujeres, y los reemplazó con trabajadores extranjeros, en su mayoría hombres

OLYMPIA — Hoy el procurador general Bob Ferguson presentó una demanda de derechos civiles contra Ostrom Mushroom Farms en Sunnyside por discriminar a los residentes de EE. UU. y a las mujeres y tomar represalias contra los trabajadores que presentaron quejas. Ostrom hizo uso indebido del sistema H-2A al despedir sistemáticamente a sus cosechadores de hongos de Washington, en su mayoría mujeres, y remplazarlos con trabajadores agrícolas extranjeros del programa H-2A, en su mayoría hombres. Los trabajadores extranjeros H-2A tienen menos derechos que los trabajadores que residen en EE. UU.

Entre enero de 2021 y mayo de 2022, la compañía despidió a más de 140 de sus cosechadores de hongos en EE. UU., en su mayoría mujeres. Muchos de ellos ya tenían años de experiencia trabajando en la granja. Durante el mismo período, Ostrom contrató a 65 trabajadores agrícolas extranjeros de temporada bajo el programa federal H-2A. Solo dos de ellos eran mujeres. Además, mientras la compañía despedía a la mayoría de sus trabajadoras, publicó un anuncio en Facebook buscando “solo personal masculino” para trabajar en la granja.

Ostrom también disciplinó a sus trabajadoras femeninas a tasas más altas que a sus trabajadores masculinos. La compañía presionó a muchos de sus trabajadores para que renunciaran mediante el aumento abrupto de sus metas de producción y el castigo duro de los trabajadores que no las alcanzaban. Ostrom ocultó las verdaderas cifras de producción de sus trabajadores y despidió a los que no alcanzaban las metas según la empresa.

Cuando un grupo de trabajadores de Ostrom expresó sus inquietudes sobre la discriminación, la gerencia de Ostrom tomó represalias contra los que trataron de hacer valer sus derechos, incluso con advertencias, medidas disciplinarias y un caso de agresión física.

La demanda de Ferguson, presentada en el tribunal superior del condado de Yakima, afirma que Ostrom discriminó a sus trabajadores por razones de género, ciudadanía y estado inmigratorio, violando la Ley Contra la Discriminación de Washington.

“La evidencia descubierta por mi equipo es clara”, dijo Ferguson. “Ostrom discriminó a las trabajadoras agrícolas y a los residentes de Washington para poder contratar trabajadores extranjeros del programa H-2A, en su mayoría hombres, quienes tienen menos derechos. Lo que hicieron es alarmante e ilícito”.

Ostrom hizo uso indebido del sistema H-2A y discriminó a los trabajadores quienes residen en EE. UU. al reemplazar sistemáticamente a su personal existente con trabajadores extranjeros del programa H-2A, que gozan de menos derechos.

El programa H-2A del Departamento de Trabajo de EE. UU. permite que las empresas contraten trabajadores agrícolas por temporada. Los trabajadores H-2A son traídos de otros países para trabajar para una empresa en específico, lo cual significa que deben irse del país si dejan de trabajar para esa empresa.

El programa H-2A es solo para las empresas que experimentan una falta de mano de obra. Las empresas no pueden solicitar este programa a menos que puedan demostrar que existe una falta de mano de obra en EE. UU., -trabajadores ubicados en su región- que estén dispuestos y calificados y puedan trabajar.

Sin embargo, había residentes de Washington dispuestos a trabajar para Ostrom en el área de Yakima, donde están las instalaciones de Ostrom. De hecho, la compañía despidió sistemáticamente a casi el 80 por ciento de sus 180 cosechadores entre enero de 2021 y mayo de 2022.

Los trabajadores de Ostrom denunciaron a la oficina del procurador general que, cerca de la fecha en la que Ostrom comenzó a solicitar el programa H-2A en 2021, Ostrom también aumentó la tasa de producción por hora de los cosechadores y comenzó a disciplinar a aquellos que no alcanzaban la nueva tasa con advertencias, suspensiones y despidos.

Sin embargo, Ostrom jamás les dijo a los cosechadores cuánto estaban realmente cosechando, y esta información no aparece en los talones de pago, donde aparece normalmente para los trabajadores agrícolas sujetos a tasas de producción mínimas. La demanda de Ferguson afirma que la tasa de producción mínima se usó como un pretexto para despedir a los cosechadores residentes en EE. UU.

Ostrom también desalentó y de hecho rechazó a  trabajadores locales . que querían solicitar empleo en la empresa. La oficina del procurador general descubrió evidencia de que Ostrom rechazó más de una docena de solicitudes de empleo de trabajadores calificados residentes en EE. UU. con experiencia en trabajo agrícola.

La compañía hizo falsas declaraciones sobre las calificaciones, los salarios y la disponibilidad de empleo a los potenciales trabajadores residentes en EE. UU. en los alrededores de Yakima. Por ejemplo, Ostrom declaró que los trabajadores debían tener por lo menos tres meses de experiencia agrícola para trabajar en la granja, a pesar de que contrataron a trabajadores H-2A que no tenían tal experiencia. Ostrom pagó a algunos de sus trabajadores locales menos que a sus trabajadores H-2A, a quienes ofrecía una tasa de pago por hora de $17.41, mientras que solo pagaba un promedio de $14 la hora a sus cosechadores locales. 

Ostrom discriminó a sus trabajadoras de sexo femenino

Ostrom violó la Ley de Washington Contra la Discriminación al despedir y negarse a contratar mano de obra femenina. Ostrom publicó un anuncio en un grupo de Facebook para trabajadores agrícolas de Yakima buscando “solo personal masculino” para su nueva temporada, al mismo tiempo que despedía sistemáticamente a sus  trabajadores que en su mayoría eran mujeres.

Ostrom despidió y disciplinó a sus trabajadoras en el área de Yakima a tasas más altas que a sus trabajadores masculinos. La compañía despidió al 85 por ciento de sus trabajadoras locales y al 72 por ciento de sus trabajadores locales. La compañía disciplinó al 24 por ciento de sus trabajadoras y al 14 por ciento de sus trabajadores por no alcanzar las nuevas metas de producción.

Una vez que los trabajadores H-2A llegaron a Ostrom, la compañía solo contrató a cuatro trabajadoras locales, en comparación con 18 trabajadores del sexo masculino.

Ostrom tomó represalias contra los trabajadores que presentaron quejasOstrom's Facebook job posting

Desde el verano del 2022, un grupo de trabajadores se quejó a la gerencia de Ostrom sobre condiciones laborales injustas y discriminatorias en las instalaciones de la empresa en Sunnyside.

En lugar de abordar esas quejas, los gerentes de Ostrom tomaron represalias contra los trabajadores que se quejaron. Tomar represalias contra los empleados por quejarse de discriminación es una violación de la Ley Contra la Discriminación de Washington.

Un gerente de la sala de cosecha agredió físicamente a una trabajadora con un carro metálico inmediatamente después de que ella volvió a su turno de trabajo de una reunión con la gerencia de Ostrom donde expresó sus inquietudes sobre las condiciones de trabajo.

Las represalias también incluyeron medidas de disciplina y advertencias no justificadas. Por ejemplo, un gerente acusó a un empleado de traer un arma al trabajo y le emitió una advertencia, a pesar de que el empleado no la había traído.

Demandas legales

La demanda de Ferguson afirma que la compañía violó la Ley contra la Discriminación de Washington de tres maneras principales:

  • Discriminando en base al estado inmigratorio por despedir a los trabajadores locales y negarse a contratarlos
  • Discriminando en base al sexo de la persona por despedir a las trabajadoras y negarse a contratarlas
  • Tomando represalias contra los trabajadores que trataron de hacer valer sus derechos, incluso a través de advertencias, disciplina y un caso de agresión física

La compañía también violó la Ley de Protección al Consumidor cuando engañó a los trabajadores actuales y aspirantes quienes eran residentes en EE. UU. en relación a las calificaciones, los salarios y la disponibilidad de empleos. El engaño de la compañía incluyó:

  • Contratar a trabajadores H-2A con poco o nada de experiencia en agricultura, pero publicar puestos vacantes que requerían un mínimo de tres meses de experiencia agrícola verificable
  • Rechazar solicitudes de empleo de trabajadores residentes en EE. UU. que tenían experiencia agrícola relevante
  • Ofrecer a los trabajadores H-2A una tasa salarial más de $3 más alta que la de algunos de sus trabajadores residentes en EE. UU.

La demanda de Ferguson solicita al tribunal que impida que Ostrom continúe su discriminación ilícita y que imponga sanciones contra la compañía. Ferguson también ha solicitado que se otorguen pagos anticipados y retroactivos a los trabajadores despedidos y reparación a los trabajadores locales que recibieron un pago menor que los trabajadores H-2A.

Los subprocuradores Alfredo González Benítez y Emily Nelson, la investigadora supervisora Alma Poletti, y la asistente legal Anna Alfonso de la división de derechos civiles Wing Luke están llevando adelante el caso para la oficina del procurador general. Los organizadores de Union de Campesinos , junto con las organizaciones de defensa legal sin fines de lucro Servicios Legales Columbia y Proyecto de Justicia del Noroeste, alertaron a la división de derechos civiles de Ferguson sobre el caso.

Si trabajaste en Ostrom desde enero de 2021, queremos saber de ti. Comuníquese con nuestra División de Derechos Civiles enviando un correo electrónico a ostrom@atg.wa.gov o llamando al 1-833-660-4877 y seleccionando la opción 5.

Ferguson creó la división de derechos civiles Wing Luke en 2015 para proteger los derechos del pueblo de Washington haciendo cumplir las leyes estatales y federales contra la discriminación. Ferguson nombró a la división en honor a Wing Luke, quien prestó servicios como procurador auxiliar para el estado de Washington a finales de 1950 y principios de 1960. Se convirtió en la primera persona de color elegida para el Consejo de la Ciudad de Seattle y el primer asiático-americano elegido para un cargo público en el noroeste del Pacífico.

-30-

El Procurador General de Washington sirve al pueblo y al estado de Washington. Como la oficina judicial más grande de Washington, la Oficina del Procurador General brinda representación legal a todas las agencias, juntas y comisiones estatales de Washington. Además, la oficina sirve directamente a la gente al hacer cumplir las leyes de protección de los consumidores, de derechos civiles y de protección al medioambiente. La oficina también persigue el abuso de personas mayores, el fraude de Medicaid, y atiende los casos de depredadores sexuales violentos en 38 de los 39 condados de Washington. Para obtener más información, visite www.atg.wa.gov.

Contacto con los medios:

Brionna Aho, Communications Director, (360) 753-2727; Brionna.aho@atg.wa.gov

Contactos generales: Haga clic aquí