There were 1,232 press releases posted in the last 24 hours and 220,165 in the last 365 days.

Carlos Dorado: «Estamos cambiando comercio y bienestar por armas y destrucción»

Carlos Dorado:Estamos cambiando comercio y bienestar por armas y destrucción

Carlos Dorado:Estamos cambiando comercio y bienestar por armas y destrucción

“At Italbank we believe in traditional values: work, education, sports and entrepreneurship, as engines of wealth generation for society in general. If we manage, through this association with UCAB, to sow and train more successful entrepreneurs every day

Carlos Dorado - President Italbank International

«La paradoja de todo esto es que estamos cambiando comercio y bienestar por armas y destrucción»”
— Carlos Dorado

MIAMI, FLORIDA, UNITED STATES, March 26, 2022 /EINPresswire.com/ -- Ante las sanciones impuestas por Occidente y la Unión Europea, bancos rusos -cuyo 80% ha sido sancionado-, miran hacia China para respaldarse ante la crisis provocada por la guerra. El Kremlin aseguró que impulsaría algunas tarjetas ante la suspensión de Visa, Mastercard y American Express. Sobre el tema, Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio, dijo que la estrategia es asfixiar la economía de Rusia.

Las potencias occidentales congelaron las reservas del banco central depositadas fuera de la nación, lo que ha provocado que la administración de Vladímir Putin no tenga acceso a casi la mitad de ellas.

Luego de la anexión de Crimea en 2014, Rusía ya había comenzado a diversificar sus inversiones en dólares, con el fin de reducir su exposición ante Estados Unidos, y en 2001, vendió todos los bonos del tesoro americano por 120.000 millones de dólares para invertirlos en oro.

«Sin embargo, el golpe ha sido duro», aseguró Carlos Dorado. «La congelación de los activos que tenga un banco central en el exterior es un llamado de atención para incentivar lo que se lleva la ‘economía en bloques’, o sea, los Estados autoritarios buscarán estrategias para reducir su dependencia de las finanzas, y los sistemas de pago del bloque occidental o libre».

Una economía dependiente

El dólar domina las finanzas globales y el 62,16% de las reserva mundiales están en esta moneda, frente a un 25,02% en euros, un 3,83% en libras esterlinas y un 3,53% en yuanes.

En ese sentido, ha sido complejo «cortar con Occidente y especialmente, con Estados Unidos», explicó Carlos Dorado. «Por lo consiguiente, el daño es tremendo para Rusia y su economía, pero no podemos olvidar que siendo un mercado de comercio mundial importante en cuanto a exportaciones e importaciones, todos los países van a sufrir las consecuencias».

Citó como ejemplo el sector energético, como el gas y petróleo, donde Europa importa el 36% de Rusia, siendo el que provee el 16,6% de la energía al mundo.

«En términos generales, ya el comercio mundial se está desacelerando, y estamos ya en los mismos niveles de 2008, bajando al 26% del PIB. Lo anterior afecta a todos los países del mundo en mayor o menor grado. Bajo estas circunstancias, lo único que aumenta es el gasto militar, que ya está repuntando unos 2% del PIB«.

La ayuda de China

La economía en bloque de la que habla Carlos Dorado ya está siendo implementada por China y Rusia desde el 2014. Sin embargo, «los progresos han sido muy limitados, debido a que la mitad del comercio mundial se realiza en dólares, moneda que actúa como divisa de reserva gracias a su enorme liquidez y facilidad de conversión«.

China se beneficia en su mayoría del uso del dólar. Desde que entró a la Organización Mundial del Comercio en 2011, su PIB se expandió a un ritmo insuperable, «sin importar ni la democracia, ni la libertad que se vive en Occidente».

A pesar de todos los esfuerzos hechos, indicó Carlos Dorado, el yuan no termina de ser una moneda convertible y apenas representa un 3% de los pagos que se hacen a través de SWIFT.

«La integración financiera de China con Occidente, producto de ese intercambio comercial, es enorme y las relaciones de los bancos chinos con los bancos occidentales también», aseguró.

El dilema es: «sacrificar solidaridad con Rusia versus comercio con Occidente. Según mi opinión, como buenos estrategas a largo plazo, que ha demostrado de ser, van a tratar de tener los pies en ambos zapatos, pero sin llegar al punto de poner en peligro su economía. Aun y cuando tomarán debida nota, y seguramente aceleran el proceso de independencia de las economías occidentales, al verse en el espejo de Rusia. Diría que China, en este momento histórico, es quizás el juez más importante en fijar los límites de esta guerra».

-¿Qué representa para Rusia salir del sistema de pagos SWIFT?

-La globalización trajo consigo una interconexión financiera, liderada por el dólar y a mucha distancia por el euro. El 90% del comercio mundial se efectúa en estas dos monedas. Si a un país, se le prohíbe transar en las mismas, prácticamente está obligado a no intercambiar ni financiera ni económicamente con ningún país del mundo. Esta guerra, lo que ha venido a demostrar con más claridad, es la fractura que ya existía en el orden económico mundial, entre las economías liberales del mercado y las autocráticas.

-¿Soportará Rusia estas sanciones a su economía?

-Sin lugar a duda que las soportará, pero ¿a qué costo para ella y para el mundo? Aquí precisamente está el meollo de la cuestión, en el sentido de que podemos estar ante un momento histórico, donde la guerra se está desarrollando en dos campos: el económico y el bélico. A medida que el económico se intensifica, el bélico también. Pero con una gran diferencia, el bélico está bajo el control de un solo hombre, el cual, ante la desesperación, y el no tener nada más que perder, puede decir: «¿pierdo yo?, perdemos todos». Esto significaría la destrucción de la humanidad. Por eso, la apuesta debe ser que la racionalidad perdure, que el diálogo persista, que Rusia pueda tener un salida, y que en China prevalezca lo económico sobre la ideología, para que por «los momentos» no lleguemos a la locura de ponerle punto final a nuestra existencia.

Carlos Dorado
Organizacion Italcambio
email us here